Sociedad y Justicia
Ver día anteriorMiércoles 6 de junio de 2018Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Agenda nacional ante cambio climático excluye el tema, señalan

Expansión urbana en África, Asia y AL en los próximos 32 años, prevén docentes
Arturo Sánchez Jiménez
 
Periódico La Jornada
Miércoles 6 de junio de 2018, p. 38

La expansión urbana que se registrará de aquí a 2050 será en los países en desarrollo, México entre ellos. Lo anterior implica que en Ciudad de México, Guadalajara y Monterrey se repetirán los errores que han llevado al cambio climático y al deterioro del ambiente, o bien, al aprovechamiento de oportunidades para combatirlo, de acuerdo con académicos universitarios.

Sin embargo, las capitales y su crecimiento no son un tema central en las políticas mexicanas sobre cambio climático.

Ayer, en el seminario internacional Ciudades y cambio climático, organizado por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y realizado en Ciudad Universitaria, se discutieron los desafíos que enfrentan las urbes ante el calentamiento global.

Se planteó que las ciudades generan 80 por ciento de la riqueza mundial y concentran 54 por ciento de la población del planeta, que demanda tres cuartas partes de los recursos naturales que se consumen.

Además, en el ámbito urbano se produce alrededor de 50 por ciento de los residuos sólidos y entre 71 y 76 por ciento de las emisiones de gases de efecto invernadero.

Los especialistas Diana Urge-Vorsatz, del Centro de Política de Cambio Climático y Energía Sustentable de la Universidad Central Europea y vicepresidenta del Grupo III del Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático, así como Seth Shultz, del Programa de investigación en eficiencia energética del Pacto Global de Alcaldes, plantearon que debido a situaciones como el déficit de vivienda y el incremento del valor de las inversiones en bienes raíces en el hemisferio sur, las ciudades seguirán creciendo en África, Asia y América Latina, más que en países desarrollados.

Gian Carlo Delgado Ramos, del Centro de Investigaciones Interdisciplinarias en Ciencias y Humanidades de la UNAM, explicó que en México 71 por ciento de la población vive en zonas urbanas, donde se concentra 80 por ciento del producto interno bruto (PIB).

Tijuana, Saltillo y Querétaro son las tres ciudades mexicanas que más han crecido en los años recientes, junto con Ciudad de México, Guadalajara y Monterrey, explicó.

Explicó que en México, los Fideicomisos de Infraestructura y Bienes Raíces –que cotizan en la Bolsa Mexicana de Valores y se dedican a rentar y administrar inmuebles– tienen una capitalización equivalente a 14 por ciento del PIB y han estimulado en años anteriores la construcción de 21 millones de metros cuadrados. La construcción no está mal, el problema es cómo se hace y cómo se ordena.

Planteó que a pesar de que México es un país altamente urbanizado, no hay una claridad respecto a cómo nuestro país contribuirá a iniciativas como el Acuerdo de París, pues lo urbano y las ciudades no han sido un tema fuerte en la agenda mexicana frente al cambio climático”, dijo.

Los especialistas comentaron además que dos terceras partes de la literatura internacional sobre cambio climático está siendo publicada por autores de países desarrollados.

Lo anterior significa que las capacidades globales para entender lo que está sucediendo en los espacios urbanos que van a experimentar el grueso del crecimiento poblacional, es decir, las de países en desarrollo, es muy limitada, dijeron.