Asegura AMLO que acabará con guerra contra el narco de ser presidente

De gira por Yucatán, el precandidato de Morena señaló que cambiará la estrategia de seguridad y disminuirán los índices delictivos.


ene 02 17:06


El precandidato de Morena a la presidencia de la República, Andrés Manuel López Obrador, continuó su gira de trabajo por los municipios de Motul y Kanasín en Yucatán. Foto Luis A. Boffil

Izamal, Yuc. Andrés Manuel López Obrador aseguró que, “a más tardar”, en la mitad de su gobierno presidencial acabará con la guerra contra el narcotráfico, cambiará la estrategia de seguridad y disminuirán los índices delictivos.

Declaró que es muy grave lo que sucede en el país en cuanto a asesinatos de precandidatos a cargo de elección popular; sin embargo, dijo que su vida no corre peligro. “Yo lucho por la justicia y no tengo enemigos, ni los quiero tener”, precisó. “No le hago mal a nadie, por eso no traigo guardaespaldas, ni carros blindados, ando solo”, afirmó.

Al continuar con su gira de trabajo por Yucatán en este “Pueblo Mágico” de México, después del receso del primer día de este año, sostuvo que en breve presentará al futuro secretario de Seguridad Pública de su gestión, así como a los integrantes de su Consejo de Seguridad y la estrategia en el combate a la delincuencia.

“Es muy grave lo que sucede en cuanto a inseguridad y violencia, tengo el compromiso de enfrentarlo, yo voy a conseguir la paz en México, ese es mi compromiso, y terminar con la guerra; no vamos a continuar con la misma estrategia que no ha dado resultados”, precisó.

Afirmó que será a la mitad de su gestión cuando termine con la guerra al narcotráfico para “regresar la paz y la tranquilidad a México”.

“A la mitad del sexenio no habrá guerra y tendremos una situación totalmente diferente; vamos a reducir los índices delictivos”, destacó el abanderado presidencial de Morena en este municipio ubicado al centro del Estado.

Dijo que “en muy poco tiempo vamos a reducir la delincuencia en la medida que haya crecimiento económico y generación de empleos con la aplicación de programas de desarrollo social”, manifestó.

Precisó que cuando fue jefe de gobierno en la Ciudad de México redujo en un 30 por ciento los delitos que sí se denuncian, como los homicidios y el robo a vehículos, es decir, “los delitos que no están en la cifra negra”.

Durante el evento ante cientos de personas en Izamal, destacó la seguridad que se vive en Yucatán, pero comentó que ello no se debe del todo al trabajo de las autoridades, “pero sí a la cultura de la gente que significa unidad, ayuda mutua, integración de la familia, se respeta al prójimo, y hay vida comunitaria”.

Por otra parte, sostuvo que mantiene su promesa de retirarse a vivir en su rancho en Palenque (Chiapas) este año en caso de que no gane la elección presidencial, “pero como estoy viendo las cosas todo parece indicar que voy a despachar en Palacio Nacional”.

Durante el acto recordó a sus simpatizantes que en año nuevo acudió con su familia a la zona arqueológica de Chichén Itzá, en donde se cargó de energía positiva “para aguantar todo lo que se me va a venir este año, como la guerra sucia”.

“Andan diciendo que estoy orate, que estoy loquito… que digan lo que quieran, yo tengo muy claro que hace falta un cambio para acabar con la corrupción, así que quieran o no quieran la mafia del poder se va a quedar afuera”, finalizó.

López Obrador continuó su gira de trabajo este martes en los municipios de Motul y de Kanasín.