Cientos en la calle por inacción de autoridades, dicen damnificados

A más de 100 días de perder su patrimonio por el sismo, los afectados no cuentan con dictámenes definitivos de los inmuebles, para proceder a su reconstrucción y/o demolición.


ene 03 15:58


En imagen del 2 de diciembre pasado, durante el segundo encuentros de damnificados por el sismo del 19 de septiembre, en el Multifamiliar Tlalpan. Foto Pablo Ramos

Ciudad de México. Cientos de personas permanecen en las calles a consecuencia “no del sismo, sino de la inacción de las autoridades” para apoyar a los damnificados de las ocho delegaciones afectadas el 19 de septiembre.

Juan Pablo Guerrero y Francia Hermosillo, del Multifamiliar Tlalpan; así como Adriana Lemus, de Osa Mayor, señalaron que a tres meses y medio de distancia el problema crece día con día, ante la falta de certidumbre jurídica.

La reconstrucción de todas las zonas afectadas, reconocieron, será difícil hacerlo en un año, pero queremos por lo menos queden firmados los acuerdos para concretarla con recursos públicos y sin mermar la calidad de vida de ninguna familia.

La cesión de espacios o el pago de créditos inaccesibles de hasta dos millones de pesos son inviables, porque “se trata de nuestro patrimonio y, en muchos casos, no se cuentan con 45 mil pesos de ingresos mensuales para pagar dicho préstamo”, afirmaron.

El sismo, destacaron, fue una “catástrofe mayor, pero la inacción de las autoridades capitalinas con los afectados, la supera, generando dolor e incertidumbre, pues sólo manejan acciones de contención del conflicto, no de solución”.

A ello se suman irregularidades, como en la demolición del edificio 1C, que colapsó con el sismo del 19 de septiembre, que contaba con un dictamen mal hecho, con inconsistencias y que ni siquiera tenía la dirección correcta, lo que deviene en falta de certeza jurídica.

Comentaron que, a más de 100 días de perder su patrimonio, no cuenta con los dictámenes definitivos de varios de los inmuebles afectados para proceder a su reconstrucción y/o demolición, continuando en albergues y campamentos las familias afectadas.

En el Multifamiliar Tlalpan fueron 500 los departamentos desocupados, cuyos habitantes están en la calle o viviendo con familiares y amigos; mientras en Osa Mayor son 56 y ocho locales comerciales, en espera de que las autoridades “nos apoyen con recursos públicos”.

La mayoría, argumentaron, carece de recursos económicos y hasta de trabajo para hacer frente a una deuda para contar nuevamente con su vivienda, por lo cual “continuaremos por la vía de las movilizaciones y la vía jurídica para lograr que en la ley de reconstrucción se nos considere”.