Fraude en clínica dental: cobraba por adelantado y no concluía tratamientos

Decenas de personas denunciaron haber sido víctimas de fraude por parte de tres consultorios de la empresa Asistencia Social Dental SA de CV ubicados en las colonias Juárez y Polanco.


dic 27 20:44


Ciudad de México.  Decenas de personas denunciaron haber sido víctimas de fraude a manos de una clínica dental que les cobró por adelantado para realizarles intervenciones odontológicas que finalmente dejó inconclusas, o que llevó a cabo de manera negligente o innecesaria, y cuyos dueños se encuentran ilocalizables desde hace más de dos semanas.

En entrevista con La Jornada, una veintena de pacientes afectados explicó que desde mediados de 2016 supo de la existencia de tres clínicas, propiedad de la empresa Asistencia Social Dental SA de CV, que ofrecía servicios odontológicos a precios atractivos, y se anunciaba en redes sociales e incluso a través de inserciones pagadas en programas de televisión.

Los consultorios estaban ubicados en las calles de Hamburgo 273, Lucerna 36 y Alejandro Dumas 347, en las colonias Juárez y Polanco, respectivamente, y sus nombres comerciales eran iDental, iDoctor e iClinic.

Testimonios de las personas afectadas coinciden en que los precios de las operaciones que necesitaban –muchas de las cuales eran implantes dentales—resultaban mucho más económicos de lo que normalmente hubieran sido en otros centros de atención odontológica, por lo que iniciaron sus tratamientos ahí.

Sin embargo, la constante en la mayoría de los casos fue el trato “déspota y grosero” por parte de las recepcionistas y otros empleados administrativos, los exagerados retrasos para ser atendidos y la falta de pericia con la que los odontólogos se condujeron en diversas ocasiones, la cual incluso se tradujo en lesiones físicas graves en los nervios del rostro o el paladar.

A pesar de la atención deficiente que recibían, muchos pacientes decidieron continuar con su tratamiento en ese lugar por sentir que ya habían avanzado mucho ahí o por haber realizado pagos que iban de 10 mil a los 90 mil pesos o más, los cuales la clínica exigía por adelantado, supuestamente para garantizar que brindara el servicio de forma rápida.

Tras el sismo del pasado 19 de septiembre, los dueños de la clínica cerraron los centros de atención de la colonia Juárez, argumentando que habían sufrido daños por el movimiento telúrico, y canalizaron a los pacientes al consultorio de Polanco.

Sin embargo, las personas que tenían cita el pasado 11 de diciembre en el 347 de Alejandro Dumas encontraron cerrado el inmueble, con un aviso de que permanecería así “hasta nuevo aviso”.

Ese mismo día, varios clientes de la empresa acudieron a presentar una denuncia de hechos en la delegación Miguel Hidalgo, la cual ampliaron el pasado 20 de diciembre, pero desde esas fechas, ni los responsables de la empresa ni los médicos que trabajaban ahí han podido ser localizados, de acuerdo con los pacientes.

“Cuando vi que la clínica estaba cerrada, me senté a llorar, pero lo que más me dolió es que también le robaron a mucha gente de la tercera edad, a niños y a adolescentes. Cada día llegan 20, 30 o 50 personas que se están enterando que nos hicieron fraude, y que llega con dolor, con lesiones físicas muy graves, y eso nos da muchísima tristeza”, explicó Carla González Dulché, quien había pagado 41 mil pesos por tres implantes dentales que quedaron inconclusos o mal realizados.

De acuerdo con las víctimas, ya lograron entrevistarse con la dueña del inmueble de la colonia Polanco, quien les explicó que quienes rentaron el inmueble era un grupo de personas de nacionalidad española, que dejaron de pagarle la renta desde junio de 2017.