Utilidades netas de industria aérea mundial serán de 38 mil 400 mdd: IATA

Alertó: la industria aérea “se mantiene como un negocio difícil que enfrenta grandes desafíos, entre ellos, la implacable presión de los costos, como el aumento del precio del combustible, los salarios o los costos de infraestructura”.


dic 05 17:50


La Asociación de Transporte Aéreo Internacional detalló que para 2018 se espera que el número de pasajeros aumenta a 4 mil 300 millones lo que significará un crecimiento de 6 por ciento respeto a los 4 mil cien millones de 2017. Foto La Jornada

Ciudad de México. La Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA) previó que para el año 2018 la industria aérea internacional logrará utilidades netas de 38 mil 400 millones de dólares en 2018, superior a los 34 mil 500 millones de dólares esperados para 2017. Señaló que para el cierre del año en curso los ingresos totales de la industria de aerolíneas aumentarán 9.4 por ciento respecto a los obtenido en 2016, para ubicarse en 824 mil millones de dólares.

Señaló que entre los elementos para sustentar sus previsiones figuran que en el mercado internacional existe una demanda robusta, hay mayor eficiencia por parte de las aerolíneas, y menores pagos de intereses, que en conjunto permiten mejoran las estimaciones de la rentabilidad neta para 2018, a pesar del aumento de los costos; por lo que se espera que por cuarto año consecutivo, en 2018 la industria de aerolíneas “obtenga ganancias sostenibles, con un retorno sobre el capital invertido de 9.4 por ciento”.

El delegado consejero de la IATA, Alexandre de Juniac abundó que las previsiones positivas se basan también en que "la industria global del transporte aéreo atraviesa un buen momento, el desempeño en la seguridad aérea es sólido, existe una estrategia medioambiental bien definida que ha dado resultados favorables, vuelan más personas que nunca, la demanda de carga aérea alcanza su nivel más alto de la última década, el empleo crece, se abren nuevas rutas. Y las aerolíneas han logrado niveles sostenibles de rentabilidad”.

Sin embargo, alertó, la industria aérea “se mantiene como un negocio difícil que enfrenta grandes desafíos, entre ellos, la implacable presión de los costos, como el aumento del precio del combustible, los salarios o los costos de infraestructura”.

El ejecutivo explicó que la industria también enfrenta desafíos a más largo plazo, muchos de ellos que dependen que las acciones que decidan adoptar los gobiernos a nivel global, porque “la aviación es el negocio de la libertad y un catalizador para el crecimiento y el desarrollo. Para continuar entregando todo nuestro potencial, los gobiernos deben apostar fuerte por la aplicación de estándares globales de seguridad, política fiscal más razonable, regulación más inteligente y el desarrollo de infraestructuras capaces de soportar eficientemente la creciente demanda”.

Señaló que las inversiones que los gobiernos hagan por generar mejores condiciones para el transporte aéreo son necesarias, sobre todo cuando l”los beneficios de la aviación hablan por sí mismos ya que el sector genera 27 millones de empleos directos y un 3.5 por ciento de la actividad económica mundial”. Aseguró que la industria está preparada para cooperar con los gobiernos para fortalecer los cimientos de la conectividad global.

Detalló que para 2018 se espera que el número de pasajeros aumenta a 4 mil 300 millones lo que significará un crecimiento de 6 por ciento respeto a los 4 mil cien millones de 2017. La carga transportada aumenta a 62 mil 500 millones de toneladas es decir 4.5 por ciento que durante el año en curso.