Mexicali inicia año con elevada contaminación

La capital de Baja California reportó de 150 a 200 PM10 a las 22 horas del 21 de diciembre; pero amaneció con un registro superior a los 300 puntos.


ene 01 15:13


Mexicali, BC. Mexicali, la capital de Baja California, inició 2018 con un registro de la más alta contaminación de la frontera norte de México ya que su calidad del aire se ubicó dentro de los niveles de riesgo para la población.

Reportes del Índice de Calidad del Aire de la estación de monitoreo del condado Ymperial, California, señalaron que desde la mañana de este lunes 1 de enero se situó en color marrón (dañina, de acuerdo a parámetros ambientales) en las ciudades de Calexico y Mexicali al elevarse la contaminación a 359 en partículas 2.5.

En las ciudades fronterizas de San Ysidro-Tijuana, San Luis Arizona-San Luis Río Colorado y Nogales (Arizona y Sonora) las PM 2.5 se reportaron en 132, 34 y 200, respectivamente.

A pesar del operativo de Seguridad y Aire Limpio de Año Nuevo, instrumentado por el ayuntamiento de Mexicali para prohibir la quema de cohetes y de leña, el humo de fuegos pirotécnicos y de fogatas contaminó desde la noche del 31 de diciembre el aire de esta región fronteriza entre México y Estados Unidos.

Las multas por incumplir estas restricciones contenidas en el Bando de Policía y Buen Gobierno van desde los 400 a los 4 mil 800 pesos. Sin embargo, no se inhibió el truene de cohetes ni la quema de leña en fogatas.

La estación de calidad de aire del gobierno municipal realizó su último reporte a las 22 horas del 31 de diciembre, en el que mostraba un promedio de 150 a 200 de partículas PM10 y PM2.5, considerado como un nivel dañino a la salud para los sectores mas vulnerables, por lo que se recomienda a niños y adultos con enfermedades respiratorias a evitar hacer esfuerzos prolongados al aire libre.

En la mañana de este lunes, el nivel de la calidad del aire pasó de color morado al marrón, por encima de los 300 puntos, lo que significa que la población entera de estas ciudades se encuentra en riesgo no solamente aquellos sectores más vulnerables están en riesgo de problemas de salud, sino la población entera.

Estas partículas corresponden a cualquier tipo de material sólido o líquido suspendido en el aire, cuyo tamaño puede variar; “las más pequeñas apenas miden unas cuantas millonésimas de milímetro y las más grandes son del tamaño de un grano de arena', de acuerdo al ICA de Valle Ymperial.