Multitudes vencen al frío para recibir el año en Times Square

Se prevé que la temperatura alcance -12 grados Celcius, con sensación térmica de -15. Pese a ello, miles de personas esperan con ansias ver la caída de la bola gigante en vísperas del 2018.


dic 31 13:18


Nueva York endureció las medidas de seguridad para este Año Nuevo en Times Square. Foto Ap

Nueva York. Cientos de miles de personas realizaban una peregrinación anual el domingo a la zona de Times Square de Nueva York para ver la caída de una bola gigante de vísperas de Año Nuevo, pese al frío y a una operación de seguridad sin precedentes.

La temperatura en la parte central de Manhattan podría caer a unos 10 grados Fahrenheit (-12 grados Celsius) en las últimas horas de 2017, con una sensación térmica de -15 grados Celsius, según AccuWeather.com.

Si los pronósticos se confirman, 2017 igualaría a 1962 como la segunda víspera de Año Nuevo más fría jamás registrada. El primer lugar se lo llevó 1917, cuando el mercurio en Times Square bajó a 1 grado Fahrenheit (-17 grados Celsius).

 

Madry Cox, de 16 años, y su hermana Mattison, de 19 años, viajaron desde Lubbock, Texas, a Nueva York junto a su padre para lo que llamaron una "oportunidad de una vez en la vida" para ver el espectáculo que se desarrolla en Times Square cada 31 de diciembre.

"Vale la pena aguantar el frío para ver caer la bola en vísperas de Año Nuevo. Será grandioso", afirmó la adolescente.

Su hermana dijo que planea usar mucha ropa, intentando al mismo tiempo "verse algo linda" y beber café para combatir el frío. "Sólo lo he visto en las películas. Es bueno venir a verlo en persona", comentó.

Este año, la policía prevé una multitud de unos 2 millones de personas en las inmediaciones de Times Square, la plaza formada por la intersección de Broadway y la Séptima Avenida en la parte central de Manhattan. Sería una cifra similar a la del año pasado, cuando la temperatura a medianoche fue de 7 grados Celsius.

"Este evento todos los años, vísperas de Año Nuevo, es una de las cosas que la gente en todo el país, en todo el mundo, asocia más con la ciudad de Nueva York", dijo el alcalde Bill de Blasio a periodistas la semana pasada.

En el lugar habrá miles de policías, algunos de ellos fuertemente armados y otros de civil, debido a un incremento de la seguridad tras una serie de ataques en la ciudad y alrededor del mundo que las autoridades han considerado como actos terroristas.