Refuerzan seguridad de la Sagrada Familia con escáneres

Cuenta con dispositivos similares a los de los aeropuertos y se sumaron una docena de efectivos que vigilan la basílica.


ene 03 08:56


Visitantes dejan sus pertenencias para pasar por el control de seguridad antes de ingresar a la basílica de la Sagrada Familia, en Barcelona, la cual fue uno de los objetivos potenciales de la célula terrorista yihadista que cometió ataques en Barcelona en agosto de 2017. Foto AFP

Barcelona. La basílica de la Sagrada Familia, uno de los monumentos más visitados de Barcelona y España, instaló diez escáneres y arcos de detección de metales para mejorar su seguridad, informó hoy la fundación responsable del templo.

El impactante edificio cuenta desde el 1 de enero con esos dispositivos, similares a los de los aeropuertos, para "reforzar la seguridad de los visitantes y de los propios trabajadores", explicó el director general de la Fundación Sagrada Familia, Xavier Martínez.

También se sumaron una docena de efectivos de seguridad a los 40 que actualmente vigilan el templo en diversos turnos. El refuerzo de seguridad forma parte de un plan diseñado hace un año e implicó una inversión de dos millones de euros (2.4 millones de dólares).

La Sagrada Familia, el particular templo diseñado por el arquitecto modernista Antoni Gaudí (1852-1926), es uno de los puntos más visitados de Barcelona y símbolo de la ciudad, por lo que se considera un potencial objetivo terrorista.

La célula yihadista que mató a 16 personas en Barcelona y la localidad de Cambrils el 17 de agosto tenía al parecer planes de atentar en la basílica. Un mes más tarde, el edificio fue desalojado en un operativo antiterrorista, aunque por una falsa alarma.

Pese a eso, el director de Seguridad y Operaciones de la Sagrada Familia, Marc Martínez, aseguró que el nuevo refuerzo de seguridad no tiene vinculación con la amenaza del terrorismo islamista.

"La instalación de los dispositivos no se debe a los atentados de verano", dijo citado por la agencia local Europa Press. La fundación resaltó que la automatización de los controles agilizará la entrada de los visitantes hasta permitir unos mil 500 por hora.