Si EU flexibiliza propuestas, “ya ganó” en TLCAN: experto

En caso de que ceda sobre reglas de origen y la cláusula para extinguirlo en cinco años, "ya ganó en capítulos como los de telecomunicaciones y energía porque quedan favorables a sus intereses", dijo Fernando Barbosa, presidente de la Comisión de Aduanas de la ICC.


dic 07 15:07


El secretario de Economía de México, Ildefonso Guajardo; la ministra de Relaciones Exteriores de Canadá, Chrystia Freeland, y el representante comercial de EU, Robert Lighthizer, en Ottawa. Foto Ap / Archivo

Ciudad de México. Si Estados Unidos flexibiliza las propuestas que ha presentado en la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) sobre reglas de origen y la cláusula para extinguirlo en cinco años, "ya ganó en capítulos como los de telecomunicaciones y energía porque quedan favorables a sus intereses", aseguró Fernando Barbosa Sahagún, presidente de la Comisión de Aduanas y Facilitación Comercial de la Cámara Internacional de Comercio (ICC), durante un seminario con funcionarios públicos y representantes del sector privado sobre el estatus de la modernización del tratado en materia aduanera.

Consideró que después de la cuarta ronda de la renegociación han quedado más claras las señales del gobierno federal sobre el Plan B, en caso de que deje de existir el TLCAN y eso queda demostrado por los protocolos que firmó recientemente con Argentina y Brasil para garantizar el abasto de granos básicos a México, además de la reactivación del Acuerdo de Asociación Transpacífico (TTP) con 11 naciones y la reasignación presupuestal para el sector turismo.

Barbosa Sahagún destacó que aunque con el TLCAN las exportaciones mexicanas se quintuplicaron desde su entrada en vigor, el producto interno bruto (PIB) del valor de la industria manufacturera en México sólo aumentó 1.8 por ciento.

"Muy poco, porque en lugar de producir insumos y materia prima para la industria mexicana, la cadena de producción nacional se ha sostenido con insumos gringos. No tuvimos la inteligencia, la capacidad y la política pública de acompañar la inversión nacional y crear una cadena de proveeduría nacional", indicó.

Eso mismo explica que aunque las exportaciones crecieron, no mejoraron los empleos en México y se mantenga una disparidad en los salarios de uno a siete respecto a los que se pagan en Estados Unidos.