Theresa May asegura que permanecerá en su cargo

La primera ministra británica enfrenta la rebelión de algunos de sus parlamentarios a 18 meses del divorcio de su país con la Unión Europea.


oct 06 10:51


Algunos conservadores dijeron que la autoridad de la primera ministra británica, Theresa May, se ha resquebrajado. Ap

Madrid. La primera ministra de Reino Unido, Theresa May, dijo este viernes que continuará como líder del país para aportar estabilidad, después de que un exsecretario general del Partido Conservador en el poder dijo que había conseguido el apoyo de 30 parlamentarios para pedir la renuncia de la jefa de Estado.

May está intentando hacer frente a la rebelión de algunos de sus propios parlamentarios justo cuando el Reino Unido empieza una fase clave en las negociaciones del Brexit, 18 meses antes de que el país deje la Unión Europea y deba redefinir su posición.

Algunos conservadores dijeron que la autoridad de la primera ministra se ha resquebrajado y que no puede repararse después de un discurso desastroso ante su partido y la convocatoria de unas elecciones anticipadas en las que perdió su mayoría parlamentaria.

Hablando desde su circunscripción parlamentaria de Maidenhead, en el sur de Inglaterra, May dijo en un comunicado televisado: "Lo que el país necesita es un liderazgo tranquilo y eso es lo que estoy dando con el total apoyo de mi gabinete".

Algunos ministros apoyaron a May, que tiene algo más de un año para acordar el divorcio con la UE antes de la salida, en marzo de 2019. La primera ministra dijo que tenía pensado convocar una reunión sobre el Brexit con los líderes empresariales el lunes en Downing Street.

Pero el exsecretario general del partido Grant Shapps dijo a la radio BBC: "Creo que debería convocar una votación para elegir al líder".

Tras el fracaso de May en las pasadas elecciones, el no poder unir a su gabinete y su pobre discurso ante su partido "ya ha sonado la señal", dijo.

La autoridad de May ya había sido cuestionada por su decisión de convocar unas elecciones anticipadas en junio que hizo perder la mayoría que ostentaba su partido días antes de que comenzaran las negociaciones del Brexit.

Aunque ningún ministro conservador se ha posicionado públicamente contra May, una petición tan contundente para que deje el cargo ofrece una idea de hasta dónde llega su debilidad mientras intenta capitanear el barco de las negociaciones para dejar la UE.