Unidem rechaza impuesto a bebidas alcohólicas en Edomex

La tasa del 4. 5 por ciento sobre el precio de la venta final de las bebidas generará un severo impacto en el sector restaurantero y salones de banquetes.


dic 31 12:25


Ecatepec, Edomex. La Unión Industrial del Estado de México (Unidem) rechazó el impuesto estatal del 4.5 por ciento a bebidas alcohólicas autorizado por el gobierno mexiquense, pues consideró que generará un severo impacto en el sector restaurantero y salones de banquetes, y provocará que los consumidores prefieran irse a la ciudad de México.

Señaló que la Gaceta de Gobierno publicó el pasado 15 de diciembre, el impuesto que incluye una tasa del 4. 5 por ciento sobre el precio de la venta final de las bebidas con contenido alcohólico, sin incluir impuestos al valor agregado, ni especial sobre producción y servicios.

“Adicionalmente, el impuesto será retenido y enterado por el enajenante mediante declaración en la forma oficial aprobada por la Secretaría a más tardar el día diez del mes siguiente a aquél en que causó el impuesto ordenado”, dice la gaceta de gobierno.

Francisco Cuevas Dobarganes, director general de la Unidem señaló que no es correcto que se le cobre a las empresas un impuesto del 4.5 por ciento sobre la bebida alcohólica dado que a nivel mundial, la tendencia es en sentido inverso y generará efectos negativos en el sector.

“Este impuesto puede poner en franca desventaja a las empresas del ramo restaurantero y salones de banquetes del estado de México, porque en muchos casos la distancia que hay entre el estado y la ciudad, es muy corta y esto puede hacer que los consumidores tomen mejor la decisión de ir a un negocio en la capital, principalmente en municipios como Chalco, Ecatepec, Tlalnepantla, Huixquilucan, Naucalpan, que están exactamente junto a la Ciudad de México”, dijo.

Afirmó que en la anterior administración estatal se hicieron esfuerzos para lograr la desregulación, pero ahora con este impuesto se actúa en sentido contrario porque además se está dando un plazo de 10 días para pagarlo al siguiente mes de la ejecución.

“El nuevo impuesto implica que se llene una forma nueva, que se haga un pago distinto a lo normal, porque no checa ni con el 3 por ciento sobre remuneraciones,, ni con los impuestos del SAT, entonces hay que hacer un trámite más, además el costo que pueda implicar”.

Destacó que si el nuevo impuesto se hará para tratar de incentivar que la gente no tome, no será una medida efectiva pues está claro que los impuestos que se ponen al consumo de productos como cigarro o alcohol, no tienen ese efecto, porque en el caso del tabaco más del 50 por ciento del consumo final, son impuestos y la gente sigue fumando.

"Y en el caso del alcohol ya tiene una carga fiscal importante porque además de impuestos que tiene pagar el productor, el introductor, el importador, como este caso del ISR, el IVA, el IEPS, ahora se agrega un nuevo impuesto que sin duda no va a lograr que la gente tome menos por esto y más por la facilidad de que se cambie, que en vez de tomar en el estado, lo haga en la ciudad de México”.

Cuevas Dobarganes advirtió que la medida fiscal también tendrá un impacto en el empleo, pues generará mayores movimientos de tráfico, y traslados hacia la Ciudad de México por la gente que busca consumir y trabajar en la capital.