Vecinos y comerciantes encaran a trabajadores de la remodelación del centro de Zacatecas

La noche de este martes arribaron al lugar decenas de trabajadores y maquinaria pesada con la razón social "Wind Stone Constructions S.A. de C.V.", para comenzar los trabajos.


ene 02 20:51


El inminente arranque de los trabajos del "proyecto de intervención", generó protestas e inconformidad de vecinos y comerciantes. Foto Alfredo Valadez Rodríguez

Zacatecas, Zac. Decenas de vecinos y comerciantes del centro histórico de la ciudad de Zacatecas, encararon la noche de este martes a trabajadores que se disponían a comenzar los trabajos del "proyecto de intervención" de la alcaldesa Judith Magdalena Guerrero López, del PRI, consistente en levantar calles y banquetas de tres avenidas principales, para dar mantenimiento y rehabilitación a los sistemas de drenaje y agua potable.

Durante más de un año, con el respaldo de distintas organizaciones sociales, los vecinos y comerciantes del centro histórico pidieron formalmente al ayuntamiento priista hiciera público el "proyecto de intervención" de las calles Miguel Hidalgo, Ignacio Allende y la avenida Tacuba, pues la obra afectará a más de 2 mil familias de ésta zona de la capital zacatecana, durante más de tres meses.

La presidenta municipal Judith Magdalena Guerrero López nunca les respondió a su petición, y a pesar de que todavía la semana pasada en conferencia de prensa vecinos y comerciantes lanzaron un llamado a la edil a reconsiderar su proyecto, la noche de este martes arribaron al lugar decenas de trabajadores y maquinaria pesada con la razón social "Wind Stone Constructions S.A. de C.V.", para comenzar los trabajos.

Ahora se sabe que la alcaldesa priista ya había licitado y otorgado el contrato a dicha empresa, para la realización del proyecto que en una primera etapa, costará más de 30 millones de pesos, y que incluye la restauración de la antigua bóveda subterránea del centro histórico de la ciudad, misma que fue declarada patrimonio cultural de la humanidad por la UNESCO, en 1993

El inminente arranque de los trabajos del "proyecto de intervención", generó protestas e inconformidad de vecinos y comerciantes, quienes comenzaron a reunirse en el cruce de las avenidas Hidalgo y Allende, para manifestarse, portando pancartas contra la obra e incluso derribado barreras de metal y lonas de aviso de inicio de las actividades.