La CIA recomienda el asesinato contra insurgencias