Usted está aquí: Portada / Estados / Hallan niños entre los 60 cuerpos del crematorio abandonado en Acapulco

Hallan niños entre los 60 cuerpos del crematorio abandonado en Acapulco

vie, 06 feb 2015 07:27

Acapulco, GroSesenta cuerpos fueron los que encontraron en el crematorio abandonado en Acapulco, informó la Fiscalía General del Estado.

Entre los cuerpos, informó la fiscalía, "existen cadáveres de mujeres, hombres y niños, que están perfectamente embalsamados, sin poder determinar su edad, los cuales están preparados para su cremación". Se desconoce si podría haber entre los muertos víctimas de violencia.

Según fuentes de la policía ministerial, los cuerpos fueron sacados envueltos en sábanas blancas. La mayoría tenían varios meses sin vida, otros tenían hasta dos o tres meses, se concluye por el grado de descomposición de los cadáveres.

Se precisó que el crematorio "Cremaciones Pacífico S.A de C.V”, es propiedad de Guillermo Estua Zardain, y esta ubicado en la carretera Cayaco-Puerto Marqués, en la localidad de Llano Largo, municipio de Acapulco.

Según la fiscalía los cuerpos fueron encontrados en el lugar luego de una llamada anónima al Centro de Control y Comando C4 en el municipio de Acapulco.

"Por esta razón, la agencia del Ministerio Público de El Coloso inició la averiguación previa TAB/COL/01/0051/2015 en contra de quien resulte responsable, por la posible comisión de los delitos contra el respeto a los cadáveres o restos humanos, y contra las normas de inhumación y exhumación, y atentado contra los muertos, previstos por los artículos 216 y 217 del Código Penal del Estado de Guerrero y los delitos que resulten".

De acuerdo al reporte oficial, "los cuerpos fueron trasladados al Servicio Médico Forense y se les aplicarán los estudios de antropología forense, genética, criminalística de campo, fotografía forense, medicina forense y odontología forense.

"Mediante estos estudios se podrá establecer la causa legal de la muerte y así determinar mediante el cronotodiagnóstico la fecha y hora probable de su deceso".

Hasta este momento, según un comunicado de la fiscalía, "se encuentra declarando la presidenta de la Asociación de Funerarias del Estado de Guerrero, así como los responsables de las funerarias de la ciudad de Acapulco, a efecto de que presenten los expedientes de todas las personas que enviaron al crematorio del año 2013 a la fecha, para determinar el tipo de persona, sexo, nombre y pueda realizarse la identificación y la comparación genética".

Además la fiscalía aseguró que se está solicitando que presenten los contratos celebrados entre los servicios funerarios con el crematorio, quienes manifiestan entre otras cosas, que el crematorio se encuentra cerrado desde hace un año, por quiebra o fraude hacia los deudores.

"Al no haber cremado los cadáveres, se incumplieron con las normas sanitarias de carácter federal, estatal y municipal, por lo que se realizará el desglose de la indagatoria para enviarse a la autoridad federal competente para que investigue los delitos de su competencia"

El negocio llamado Cremaciones del Pacífico S.A de C.V., se encuentra en la colonia Navidad de Llano Largo, sobre la carretera Cayaco-Puerto Marqués, y de acuerdo a los vecinos llevaba un año cerrado.

De acuerdo con vecinos, el propietario del crematorio, Guillermo Estua Zardain, abandonó el negocio tras una clausura y multas impuestas por denuncias ante las autoridades de salud y judiciales sobre olores muy fétidos. Permaneció cerrado por casi un año.

La noche del pasado jueves, los vecinos, entre éstos el propietario del terreno (en donde está el negocio crematorio), pidieron apoyo a la Gendarmería y la policías ministeriales para que fueran y sacaran todas las cosas de este crematorio, y según los vecinos, se levantara un acta y se limpiara el inmueble.

Los trabajos comenzaron después de las 21:00 horas y terminaron casi en los primeros minutos de este viernes.

Funcionarios federales señalaron que hasta el momento las investigaciones se encuentran en manos de las autoridades locales y no descartan que se trate de una pugna entre las distintas organizaciones criminales que desde hace meses se disputan el control de las colonias pefiféricas al puerto de Acapulco.

El lugar fue resguardado por elementos de la Gendarmería Federal, Ejército mexicano y Secretaría de Marina.

En el municipio de Acapulco se ha detectado la presencia de organizaciones que se escindieron del cártel de los hermanos Beltrán Leyva, entre ellos, Los Rojos, así como de los cárteles del Golfo y Sinaloa.

(Con información de Agencias).