México dejó de ser un país “petrolizado”, asegura Peña Nieto