Los Angeles debe ser parada obligada de teatro en español: los Bichir