Refresqueras encubren daños a la salud: investigadora