Crean en Michoacán ladrillo con residuos y baba de nopal