Califica el nuncio Coppola como “una vergüenza” la pobreza en México