Llega el color hasta el primer cómic de ‘Tintín’