Trump cede su imperio empresarial a sus hijos varones