El muro, una estupidez signo de debilidad: obispos de AL