Promete Casa Blanca no volver a acusar a GB de espionaje