Buena alimentación, clave para combatir la depresión