"Lo peor está por venir", advierte el subcomandante Galeano