Continúa estudio del asteroide que extinguió a dinosaurios