Castigo al negocio inmobiliario sin escrúpulos, piden católicos