Estrés postraumático puede durar hasta 20 años