Jóvenes voluntarios barren la Roma y la Condesa