Eric McCormack: nuevas normas para ‘Will & Grace’