Órdenes religiosas apoyan a población afectada por sismo