James Franco se lleva la primera gran ovación en San Sebastián