El sismo del pasado 19 de septiembre ha propiciado un encuentro generacional