"Deslealtad inadmisible" en Cataluña: Felipe VI