El Barcelona impulsa mediación en Cataluña