Dilema post-Dylan marca elección del Nobel de Literatura