Revelan que había técnica riesgosa en edificios derrumbados