Mamíferos empezaron a vivir de día al desaparecer los dinosaurios