“Festejamos el sentido de pertenencia, no 35 años de reventón”