'Brontopodus plagnensia', el dinosaurio que dejó el mayor rastro