Derechos de los niños, ausentes en nuevo modelo educativo