En México se desperdician 20.4 millones de toneladas de alimentos al año