El futbol llanero, refugio de los jugadores con los sueños rotos