Con homenaje a Eduardo Matos, el Templo Mayor celebra 30 años