En San Juan, león y cocodrilo para la cena de fin de año