La NFL vivirá un dramático cierre de temporada regular