Llega el 2018 al mundo entre fuertes medidas de seguridad