El ‘blanquiazul’, gran ganador de la coalición