Escándalo de abuso sexual salpica también a Copperfield