El amor al conocimiento impulsó a Benita a titularse a los 87 años